Si estás dudando sobre cuál es la edad indicada para que tu hijo visite al ortodoncista, te insistimos en que los 6 años de edad es el momento adecuado para que el menor realice su primera visita. A esa edad, el especialista comprueba si el desarrollo de los huesos orofaciales se está produciendo bien o no.

Es, además, recomendable antes de que cumplan los 7, que es cuando suele erupcionar su primer molar permanente, ya que es el momento muy importante en el desarrollo de la oclusión (la manera en la que encajan los dientes de abajo y los de arriba), porque en esa edad suele comenzar la llamada “dentición mixta”.

En caso de que éste no sea el adecuado, el ortodoncista puede ponerle solución, cosa que no puede hacerse ya en la adolescencia, y menos cuando ya somos adultos.

Asimismo, en este primer encuentro se valoran otros posibles patologías que no se suelen relacionar con la ortodoncia, pero que sí están vinculadas con ella y además pueden tener importantes repercusiones sobre el desarrollo infantil, como es el caso de la Apnea Obstructiva del Sueño.