La salud bucodental influye mucho en la salud general. Especialmente, hay una estrecha relación entre una deficitaria higiene bucodental y la mayor probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares o dificultad en el control de la diabetes, entre otras consecuencias negativas para la salud general.

Es, por ello, que invertir en prevención con revisiones periódicas al dentista es invertir en salud, evitando que dolencias que tengamos necesiten un tratamiento,, a posteriori, mucho más complejo y también más costoso.

La salud bucodental está directamente relacionada con la salud cardiovascular. Los pacientes que sufren enfermedades en las encías tienen entre un 25% y un 50% más de probabilidades de padecer patologías cardiovasculares (infarto o ictus). Esto se debe a que las bacterias que están bajo la encía pueden pasar a la sangre y afectar a otras partes del organismo, aumentando el nivel de inflamación de todo el cuerpo. Por otro lado, tener diabetes implica mayor riesgo de enfermedad periodontal y además la diabetes se puede descontrolar debido a patologías dentales.

Así que ya sabes, una revisión al año es fundamental para tener una buena salud.