Fuente: Guía “Niño Sano, Boca Sana” de la Fundación Dental Española

En la época de verano, con el uso de las piscinas y mayor práctica de deportes, son más frecuentes los traumatismos y fracturas en dientes, especialmente en la población infantil.

Es muy importante saber cómo actuar cuando esto ocurre. Lo más aconsejable es llevar al pequeño al dentista, pues aunque aparentemente no se note nada, puede habérsele lastimado el diente.

Si un diente definitivo, como consecuencia del golpe.se desprende de la boca debes seguir los siguientes pasos:

1- Localiza el diente;

2- Intenta reponérselo suavemente y, si no lo consigues, introduce el diente en leche o agua;

3- Si el niño es mayor, que lo mantega en la saliva de s boca.

4- No laves el diente.

5- Acude urgentemente al dentista. muchas veces el diente se puede salvar.