El periodo de gestación es un buen momento, como cualquier otro, para visitar al dentista. Es muy importante que la mujer embarazada acuda a una revisión con este profesional, preferiblemente en el segundo trimestre del embarazo, donde se descarten algunas patologías y donde además se realice una limpieza dental.

Las embarazadas deben extremar sus cuidados e higiene bucodental durante esta etapa de su vida.

Es fundamental conseguir una buena salud oral que repercutirá no sólo en su beneficio, sino también en la de su hijo. Para ello:

  1. Dieta alimenticia equilibrada;
  2. Controlar la placa dental (cepillado, seda dental, flúor y agentes antisépticos);
  3. Limpiezas bucodentales profesionales.Los vómitos pueden producir una mayor erosión de los dientes, por lo que es importante seguir pautas de higiene bucodental frecuentes. De igual forma, los cambios en la composición de la saliva durante el final del embarazo y la lactancia pueden también predisponer temporalmente a la erosión y a la caries dental.

    La gingivitis del embarazo (sangrado de las encías) aparece en el 60-75% de las mujeres, y ocurre generalmente entre el tercer y octavo mes de embarazo. Se caracteriza por una encía enrojecida, inflamada y sangrante.